Si está en el museo utilice este menú para consultar obras, seguir recorridos o acceder a "Mi Mev".

Comprar entradas

Atrás

Subir

Atrás

Bestias

Los animales en el arte medieval del MEV

El arte medieval está lleno de animales. Solos o acompañados de otras bestias o de humanos; en escenas aisladas o formando parte de narraciones más extensas; perfectamente dibujados, deformados o encajados en un espacio preestablecido para decorarlo…, ¿qué hacen tantas bestias en capiteles, retablos y objetos de todo tipo? ¿Qué significan? ¿Y cómo podemos descifrarlo?

El arte de la edad media utilizó a los animales para expresar visiones del mundo y de la existencia humana fuertemente marcadas por el cristianismo, pero a la vez arraigadas en tradiciones anteriores y exteriores a la cristiandad. Las numerosas bestias que figuran en las obras artísticas medievales, por tanto, no se pueden interpretar de forma rígida, sino teniendo presentes una variedad de motivos y contextos.

A partir de la riqueza de las colecciones del MEV, esta exposición ilustra diferentes aspectos, modalidades e intenciones de la abundante presencia de los animales en el arte medieval, haciéndonos más cercana la forma de pensar y vivir de los hombres y mujeres de la edad media.

Fechas de la exposición

Del 13 de marzo de 2023 al 31 de marzo de 2024

 

Lugar de la exposición

MEV, Museu d’Art Medieval

 

Enlaces relacionados

Localización

Horarios y tarifas

Informacion para el visitante

 

Todas las exposiciones

Exposición

1. Del escarabeo al pegaso. Los animales y el arte, una relación antigua

Los animales han convivido siempre con el ser humano, que los ha tratado como potenciales enemigos o como compañeros, como fuente de alimento o como fuerza de trabajo. Enseguida se asociaron sus formas y comportamientos a rasgos del carácter o a fuerzas sobrenaturales, fácilmente aplicables a personas, familias, grupos sociales o deidades. También los mitos que explicaban el universo a menudo incluían animales reales o imaginarios. Por todo ello, las bestias ya estuvieron presentes en muchas creaciones artísticas de la antigüedad mediterránea.

Escarabeu egipci
Escarabeo de corazón

Egipto, dinastías XVIII-XIX (siglos xvi-xii aC). Granito negro esculpido, pulido y tallado
MEV 3022

Enócoa con humanos y animales

Pintor de Tytios
Italia centrooccidental (cultura etrusca), ca. 530-520 aC. Cerámica de figuras negras
MEV 17244

Fragmento de cubierta de sarcófago con un toro marino

Imperio romano, segunda mitad del s. II dC. Mármol de Luni esculpido
MEV 3217

2. El cordero de Dios y el dragón de Satanás. Los animales en la cultura cristiana medieval

La cultura cristiana medieval separaba a los animales según su significación religiosa y moral en dos grupos opuestos: las bestias positivas y las negativas, que representaban el dualismo entre el bien y el mal. Así, un animal podía simbolizar a Cristo o Satanás, pero al mismo tiempo la bondad y la fe o la maldad y la herejía, proporcionando ejemplos del comportamiento humano. Sin embargo, y dependiendo de los autores, un mismo animal podía ser descrito como positivo o como negativo, como el león.

plafo baldaqui romanic MEV
Panel de baldaquino

Val d'Aran o obispado de Comminges, último cuarto del siglo XIII. Pintura al temple sobre madera
MEV 4120

Panel de techumbre con un dragón

Cataluña, siglos XIV-XV. Pintura al temple sobre madera
MEV 5997

Compartimento del retablo de Santa Margarita de Montbui: las tentaciones de san Antonio

Lluís Borrassà (ca. 1360-1425) o Mateu Ortoneda (activo entre 1391 y 1433)
Barcelona, primer tercio del siglo XV. Pintura al temple sobre madera
MEV 788

2.1. Las bestias de los santos

En las historias hagiográficas a menudo aparecen bestias: el santo o la santa las combate, les ayuda, las adiestra, recibe de ellas alguna señal o les involucra en milagros. Este género literario se inició con los relatos de los Padres del Desierto y culminó hacia 1260 con la Leyenda Dorada del dominico Jacopo da Varazze. Algunas de estas bestias se han convertido en muy populares, como el dragón de san Jorge, el cerdito de san Antonio o el león de san Marcos.

Frontal de altar de Santa Margarita de Vilaseca

Taller de Vic, último cuarto del siglo XII. Pintura al temple sobre madera de roble
MEV 5

2.2. El bestiario, el libro de las bestias

En los bestiarios se comenta el aspecto físico y el comportamiento de distintos animales principalmente en clave simbólica y religiosa. A medio camino entre la historia natural y el tratado moral, este género tiene sus orígenes en la cultura clásica y en escritos de los primeros siglos del cristianismo. Hubo bestiarios en casi todas las bibliotecas medievales, en una u otra de las versiones que se escribieron en latín o en lenguas vernáculas; podían ser volúmenes sólo con el texto o bien lujosamente ilustrados. Tanto para los predicadores como para los artistas, fueron obras de cabecera a la hora de entender, explicar y representar a los animales y proponerlos como ejemplos a los hombres y mujeres de la época.

bestiario interactivo

Este bestiario interactivo contiene una selección de veintiún animales explicados según sus alegorías morales.
Las ilustraciones provienen de cuatro de los bestiarios más lujosos de la Edad Media.

3. Quien tiene un caballo no viaja a pie. Los animales y la representación social

Aunque su simbolismo derivase del imaginario cristiano, los animales fueron usados a la vez en multitud de obras de arte creadas para ámbitos profanos. Los temas ecuestres o cinegéticos, de raíces antiguas, eran especialmente valorados en contexto aristocrático. Los animales sirvieron también como excusa para la crítica social o como símbolos del amor cortés. Por todo ello tampoco es extraño que las bestias se hallen con frecuencia en los escudos heráldicos.

Compartimento del retablo de san Andrés de Gurb: el santo arrastrado por un caballo

Lluís Borrassà (ca. 1360-1425)
Barcelona, 1415-1418. Pintura al temple sobre madera
MEV 4524

Relieve: escudo heráldico con un ciervo

Cataluña, primera mitad del siglo XV. Piedra caliza
MEV 10661

Azulejo de techumbre con heráldica de Castilla y León

Castilla, siglos XV-XVI. Cerámica
MEV 7427

4. Formas bestiales. Entre la realidad y la ficción

En sus inicios, el arte medieval se fue distinguiendo por su orientación más conceptual que sensorial. Por lo que respecta a los animales, el resultado fue un código visual esquemático y estilizado, como se ve en la heráldica. Sus limitaciones, evidentes sobre todo a la hora de representar bestias exóticas, permitían al mismo tiempo crear imágenes convencionales de animales fantásticos nunca vistos pero bien descritos en los bestiarios, como unicornios, dragones o sirenas. Los monstruos tuvieron una gran presencia en la cultura medieval y su deformidad se aprovechaba para expresar desorden, un rasgo moral asociado al mal y al diablo. Hacia el final del período, el creciente interés por la naturaleza no sólo relativizó la existencia de estas bestias monstruosas, sino que volvió a generalizar una estética naturalista.

Tabla central del retablo de Sant Miquel de Verdú

El diablo vencido por san Miguel es aquí un híbrido monstruoso con ojos de serpiente, orejas de felino, cola de zorro y patas de ave. Hasta los miembros humanos son negativos: senos caídos, bigotes de turco, un segundo rostro en el vientre. En contraste con el elegante arcángel, la obra presenta los dos extremos hacia los que puede tender la naturaleza humana.
Joan de Rua (documentado entre 1493 i 1502)
Catalunya (¿Montblanc?), 1483-1484. Pintura al temple sobre madera
MEV 1768

Fragmento de alicer de techumbre

Castilla o Aragón, finales del siglo XIII o principios del XIV. Pintura al temple sobre madera
MEV 6008

4.1. Hic sunt dracones. Las bestias de los confines del mundo

En el imaginario medieval la sirena y el unicornio eran tan reales como el elefante y el cocodrilo. Se creía que estos animales fabulosos vivían en Oriente, un territorio lejano desconocido e inquietante, tal y como lo explican los libros de viajes y lo muestran los mapamundis medievales. En los confines del mundo habitaban dragones y todo tipo de criaturas monstruosas que atemorizaban y al mismo tiempo fascinaban a las mujeres y los hombres de la edad media.

hic sunt DRACONES

Dirección artística y creativa: Marc Mallafré

5. ¿Animales que hablan? En busca de significados

¿Qué significa un animal dentro de una obra de arte medieval concreta? A pesar de contener definiciones claras, a menudo el simple uso de los bestiarios no permite averiguarlo con seguridad, porque autores diferentes podían dar lecturas diversas a una misma bestia. Además, en el mundo medieval las imágenes no eran percibidas exactamente igual que hoy: la reiteración de un animal en un tejido no le desproveía completamente de significado, ni su situación en solitario en medio de un capitel o de una pintura le daba a la fuerza un sentido revelador de realidades profundas.
El contexto cronológico e histórico preciso de una obra de arte, las razones de su creación, sus materiales constitutivos, el uso que se le daba, su posición en el espacio o las demás piezas con las que quizás formaba un conjunto son factores determinantes a la hora de averiguar posibles significados de las bestias que la decoran.

Capitel con dragones

Vic (taller de Vic-Ripoll), segunda mitad del siglo XII. Piedra caliza
MEV 10824

Voluta de báculo

Limoges, siglo XIII. Cobre fundido, burilado y esmaltado
MEV 8032

Viga del baldaquino de Tost

Talleres de la Seu d'Urgell, hacia el 1220. Pintura al temple y estuco con corladura sobre madera
MEV 5166

6. ¡Las bestias están vivas!

Los motivos que explican la popularidad de los animales en la cultura medieval han permanecido vivos hasta nuestros días. La asociación con rasgos del carácter humano, la fascinación por el exotismo, la necesidad de dar rienda suelta a la fantasía, a la ironía o a la crítica social, o la voluntad de representar de nuevo el eterno combate entre el bien y el mal, son principios siempre vigentes en el arte y en la literatura, en el cine y en los videojuegos. Desde Moby Dick, pasando por Harry Potter y hasta el bestiario festivo y popular catalán, los animales nos siguen acompañando e inspirando.

MOSAICO
Obras

Retícula

Escarabeu egipci

1

2

3

4

5

6

plafo baldaqui romanic MEV

7

8

9

Boget amb un drac pintura al tremp sobre fusta MEV 5997

10

11

12

13

14

15

16

17

Multimedia

Exposición Bestias. Los animales en el arte medieval del MEV

Actividades

Audioguía

Presentación

El equipo del Museo nos acompaña a la exposición «Bestias. Los animales en el arte medieval del MEV» para descubrir por qué hay tantos animales en las obras de arte de la edad media y a averiguar sus posibles significados.

 

En la exposición encontrará este símbolo de audio acompañado del número de pista que le corresponde.

01. Sección: Del escarabeo al pegaso. Los animales y el arte, una relación antigua

Escucha

Desde mucho antes de la edad media, los animales ya tenían una presencia muy importante en las creaciones artísticas de las culturas antiguas.

02. Escarabeo de corazón

Escucha

03. Fragmento de sarcófago con un toro marino

Escucha

04. Sección: El Cordero de Dios y el dragón de Satán. Los animales en la cultura cristiana medieval

Escucha

La cultura cristiana también atribuyó significados a los animales y, en términos generales, los clasificó en dos grupos: positivos y negativos.

05. Panel de baldaquino

Escucha

06. Panel de techumbre con un dragón

Escucha
Boget amb un drac pintura al tremp sobre fusta MEV 5997

07. Compartimento del retablo de Santa Margarida de Montbui: tentaciones de san Antonio

Escucha

08. Frontal de altar de Santa Margarita de Vilaseca

Escucha

09. Fragmentos de un bestiario en catalán

Escucha

10. Sección: Quien tiene un caballo no va a pie. Los animales y la representación social

Escucha

Aunque su simbolismo derivase del imaginario cristiano, en la Edad Media las imágenes de animales también fueron ampliamente usadas en ámbitos profanos.

11. Compartimento del retablo de Sant Andreu de Gurb

Escucha

12. Alicer de una techumbre

Escucha

13. Relieve funerario: escudo con un ciervo

Escucha

14. Sección: Formas bestiales. Entre la realidad y la ficción

Escucha

La tendencia no naturalista con la que nació el arte medieval condicionó las imágenes de los animales, pero también sirvió para representar monstruos o bestias exóticas, nunca vistas para la mayoría.

15. Tabla central del retablo de Sant Miquel de Verdú

Escucha

16. Fragmento de alicer de techumbre

Escucha

17. Virgen con el Niño

Escucha

18. Sección: ¿Animales que hablan? En busca de significados

Escucha

¿Qué significado tenían las representaciones de animales en el arte medieval? Más allá de lo que digan los bestiarios, para averiguarlo es necesario conocer el contexto concreto de cada obra de arte.

19. Viga del baldaquino de Tost

Escucha

20. Voluta de báculo

Escucha

21. Capitel con dragones

Escucha

22. Sección: Los animales están vivos!

Escucha

En algunos aspectos la cultura visual actual no es tan diferente a la medieval: los animales siguen teniendo un gran papel en ella, desde la literatura y el cine hasta el bestiario popular festivo.

23. Tejido de las Águilas, de la casulla de san Bernat Calbó

Escucha

Créditos

La audioguía ha sido grabada por Judit Verdaguer y Marc Sureda, comisarios de la exposición y conservadores del MEV, y por Oriol Montero, en representación del equipo educativo del Museo en el MediaLab de la Biblioteca PilarínBayés.

Recursos para la visita
Recursos para la visita

AUDIOGUÍA

 

El equipo del MEV nos acompaña en la exposición «Bestias. Los animales en el arte medieval del MEV»

A lo largo de la exposición irá encontrando un símbolo de audio con su número de pista para reproducir.

 

PUBLICACIÓN

Libro ‘Bèsties’ basado en la exposición (edición en catalán)

Comprar entradas